jueves, 11 de marzo de 2010

Para una Mejor Comprensión del Arte en el Contexto Contemporáneo


Para muchas personas el arte -particularmente el plástico contemporáneo- se ha vuelto indescifrable. La invención y desarrollo de la fotografía hizo que muchos artistas ya no se interesaran en la reproducción naturalista, y fueran tras otras exploraciones. Las dos guerras mundiales, por su parte, pusieron en entredicho el racionalismo y buen juicio humano, y también estimularon la búsqueda abstracta, la provocación absurda, la definitiva vuelta de tuerca de los artistas, en un enjuiciamiento y cuestionamiento frontal a la humanidad y su racionalidad. En este artículo usted podrá encontrar algunas herramientas, sugerencias y comentarios para adentrarse con más confianza en el arte y sus códigos.

Por María Antonia Pulgar Saldaña.
Licenciada en Artes
Magíster© en Historia del Arte.

El arte ha causado múltiples reacciones a lo largo de la historia, desde la admiración máxima hasta el repudio más feroz. Pero es en la actualidad cuando éste se ha vuelto más lejano a los espectadores que en el pasado, debido a que hoy existen códigos inentendibles a primera vista por parte de los artistas, lo que hace poco comprensibles sus obras para el gran público. Ya no se pinta o esculpe siempre en forma “literal”, ni se expresa la realidad tal cual uno la ve, sino que a través de códigos.

Esto hace que muchas veces, antes de enfrentarse a una obra actual, sea necesario un conocimiento previo de la temática que trata el artista, de su técnica, y de sus propios códigos. Solo así se comprenderá más a cabalidad el sentir del autor, pues manejaremos el contexto y sentido en el cual la obra fue creada.

Para conocer y diferenciar entre una buena y una mala obra contemporánea es necesaria la visita a los centros de exposición, la lectura de la crítica y los escritos de los mismos artistas, cuando los hay, como también la lectura de la historia del arte.

Otro dato importante es saber que en la actualidad subsisten al mismo tiempo diferentes “tipos de arte”, dependiendo de la cultura, grupo social e idiosincrasia de los artistas y, por tanto, de los espectadores. Es así que más que nunca hay que tener presente el punto recién citado para poder enfrentar a las diversas manifestaciones artísticas sin querer clasificarlas todas en una misma definición o tipo.

Por tanto la palabra arte en sí, ahora más que nunca en la historia del arte, es una palabra conflictiva, pues lo que para algunos es arte, para otros solamente son rayas o pinceladas al azar. Es por ello que analizaré el significado de esta palabra, sus implicancias y las ciencias o disciplinas afines, con tal de que los espectadores tengan una mentalidad más abierta y receptiva para enfrentarse ante una obra de arte.

¿QUE ES EN SÍ EL ARTE?

El arte es una actividad del ser humano, es en sí un tipo de “expresión”, cuyas reglas o directrices han cambiado conforme lo hace el ser humano. También se puede definir como la expresión de ideas, emociones o visión de mundo expresada a través de recursos como los plásticos, lingüísticos, sonoros o mixtos; con la materialidad e instrumentos que el hombre tiene a su haber en el momento que decide llevar una obra a cabo, y con una determinada técnica.

La obra de arte contiene en sí, la parte formal o el vehículo de significación que es lo que cualquier persona puede ver, lo que se llama también significante, y la parte de significado, que es lo que significa o simboliza el significante.

Etimológicamente deriva del griego τέχνη (téchne), que significa técnica. Esta es la definición que existía en Grecia, más ligada a una mentalidad que consideraba al arte como la capacidad de reproducir la realidad tal cual. Posteriormente este concepto irá cambiando.

Es así como el arte de la Prehistoria no es el mismo que el arte de la Edad Media, o el del Renacimiento, la Edad Moderna o la Edad Contemporánea. Por tanto, no se pueden medir con la misma vara o con el mismo criterio estas obras, que tienen como común denominador el ser expresiones de su tiempo, cuyas piezas (productos) sólo pueden ser comparadas, medidas o contrastadas con sus pares.

¿QUIÉN ES EL ARTISTA?

El artista es el que produce obras de arte, por tanto su significado depende también de la definición de arte que tenga el hombre de su tiempo.

Son artistas de igual manera un pintor prehistórico de las cuevas de Altamira (España), los antiguos dibujantes chinos, los escultores y arquitectos griegos, los artesanos medievales, los grabadores, pintores y escultores del Renacimiento, los pintores del Barroco, los vanguardistas del siglo XX, los creadores de instalaciones y performances actuales, los programadores de Net.art, los dibujantes de cómics, los pintores contemporáneos, etc.

En sí, este es una persona que ha desarrollado su creatividad y la capacidad para comunicar un mensaje y el desarrollo de una técnica. Tiene además una disposición sensible frente al mundo que lo rodea, todo lo cual hace que produzca obras de arte.

¿QUÉ TIENEN EN COMÚN LAS DIVERSAS EXPRESIONES ARTÍSTICAS?

Lo que podrían tener en común en la mayoría de los casos las expresiones artísticas es que no son “utilita-rias”, me refiero a su capacidad de servir para un fin acotado como lo hace una cuchara, una silla o una mesa. El arte en sí “expresa” una visión de mundo, deja constancia de ella, por tanto “no sirve” utilitariamente para una acción específica que no sea dar a conocer esa idea.

Esta idea es expresada por supuesto con materia, o con la materialidad propia de cada tiempo. Por ejemplo las expresiones dejadas en las cuevas de Altamira, en España, que son arte del paleolítico, fueron confeccionadas con pigmentos naturales (minerales) unidas a un aglutinante (grasa animal) y corresponderían a ritos de caza. Allí se dibujaban animales y cazadores con el fin de que la caza realizada posteriormente por esos hombres fuera fructífera.

Luego, si tomamos otro ejemplo, las cerámicas prehispánicas en América Latina fueron hechas luego del proceso de descubrimiento de la cerámica por los pueblos originarios y su consecutiva evolución hasta llegar a la ornamentación, la que tenía como finalidad servir para los enterratorios.

Si tomamos otro ejemplo como el arte del siglo XX, vemos que la materialidad utilizada es totalmente diferente y variada, es más, nunca el arte en la historia había tenido tanta diversidad de material para expresar sus ideas y tantos medios audiovisuales. Ya no está sólo la pintura, la escultura, el grabado, sino que apareció con anterioridad a este período la fotografía, el cine y, posteriormente, las instalaciones, performances, el video, las fotografías digitalizadas, foto serigrafías, el videoarte, etc.

¿QUÉ ES LA HISTORIA DEL ARTE?

Es una disciplina académica que estudia las obras de arte en su desarrollo histórico y su medio estilístico y los artistas en su contexto cultural y social. Estudia en definitiva las artes visuales entendidas como pintura, escultura y arquitectura y, en menor medida, otras bellas artes como música, danza, literatura, como también oficios artísticos tales como orfebrería, mobiliario, historia del vestido, etc.

Los estudios de Historia del Arte incluyen la crítica de arte, entendida como un análisis sistemático y crítico de la obra de arte o la producción artística de un determinado período, que generalmente es el contemporáneo, pues antes de este período la tarea le correspondía sólo a la Historia del Arte.

¿DESDE CUÁNDO EXISTE EL ESTUDIO DE LA HISTORIA DEL ARTE COMO DISCIPLINA?

La Historia del Arte comienza en el Renacimiento, para estudiar el arte occidental desde la cultura griega en adelante. Pero, con el paso del tiempo, se ha impuesto una visión más amplia de la historia artística, intentándose en la actualidad una descripción de todas las civilizaciones y el correspondiente análisis de sus producciones artísticas vistas desde sus propios valores culturales, que tienen que ver con el llamado relativismo cultural, dejando de lado, por supuesto, la visión occidental para su estudio.

¿QUÉ ES LA TEORÍA DEL ARTE?

Es otra disciplina académica, que trata de describir las manifestaciones artísticas. Analiza desde el punto de vista teórico y normativo, para en sí proporcionar una metodología para develar el significado de las obras de arte.

¿PARA QUÉ NOS SIRVE TODO ESTE CONOCIMIENTO Y BAGAJE?

Todo lo anterior nos ayudaría a tener claro los medios que actualmente los artistas tienen para expresarse, su valor y originalidad respecto a sus pares de otros tiempos y el entender más profundamente por qué en ocasiones sus trabajos son incluso designados como obras maestras. En definitiva, entender que para tal efecto, en donde el artista “se la juega” no es en su técnica, sino en su contenido, en su significado. Es allí donde toma un papel importante la Teoría del Arte, por ejemplo.

Este resultado muchas veces tiene que ver con la resignificación de una imagen de la antigüedad. Este recurso de citar puede tener diversas significaciones, como hacer mención a una cualidad específica o pregnante de la civilización a la que pertenece, hacer mención al tema que le dio origen y hacer una comparación social si se trata de una escena costumbrista, por ejemplo, entre dos períodos significativos de la historia, así como muchas otras posibilidades.

Las posibilidades de menciones a las diversas culturas a través del arte son infinitas y se han sucedido durante toda la historia del arte. Las combinaciones son múltiples tanto de técnicas como de significado, por lo tanto, entre más herramientas tengamos para entender al arte actual, mejor, pues más rápida será nuestra lectura y la comprensión tendrá una mayor profundidad.

También es importante mencionar que las barreras entre las diversas manifestaciones de arte cada vez se han vuelto más invisibles. Por ejemplo, entre escultura e instalación, entre fotografía y grabado, entre escultura y arquitectura, entre instalación y performances, etc. Por tanto, otra vez, más que clasificar una obra, sólo nos queda el hecho de entender con más cabalidad su significado.

Un ejemplo más cercano serían las obras de Roser Bru o de Gonzalo Cienfuegos, ambos pintores chilenos, que toman imágenes de grandes obras de la antigüedad o íconos de la historia plástica, ya sea Velásquez u otro artista, para resignificarlas en sus obras, haciendo con ellas una nueva lectura, un nuevo significado.

Específicamente, Cienfuegos se caracteriza por trabajar con la figura humana y hacer este juego plástico de apropiarse de estos íconos históricos así como de procedimientos técnicos y gestos de otros artistas. Roser Bru, por ejemplo, en sus telas va al pasado y revisa la memoria: “pasado y presente, como dimensiones temporales, quedan enmarcados espacialmente gracias a un recurso constante: la división del soporte” (Ivelic - Galaz. “Chile, Arte Actual”). La tela queda así dividida en otras telas más pequeñas, enlazadas entre sí por algún elemento.

También es importante una mentalidad abierta para poder nutrirnos y aceptar el desafío que nos presentan algunas obras, en cuanto a su contenido y significado. Pues de ahí a estar de acuerdo con ellos o encontrar pertinente su discurso, muchas veces dependerá de las maneras de pensar, idiosincrasia, e incluso creencias que tenga cada persona, pero no está de más conocer para poder, incluso, rebatir un mensaje.

CONCLUSIÓN

Una obra de arte es reflejo de su tiempo, por tanto, de las capacidades técnicas que tiene a su haber el artista como también de su manera de pensar. Por tanto, no existe una sola definición de arte, como tampoco una sola definición de artista, pues estos conceptos dependen del tiempo, la cultura y los medios técnicos que el ser humano posea.

Tanto la historia como la teoría nos ayudan a entender el arte, pues una nos habla del desarrollo histórico y su medio estilístico; los artistas en su contexto cultural y social y la otra nos da una metodología para develar el significado de las obras de arte.

Todos los conocimientos acerca de la historia y significación del arte nos ayudan en la actualidad a apreciar el real aporte de las obras actuales y sus autores, entendiendo que muchas veces a lo largo de la historia como en la actualidad, existen citas que se resignifican según sea la intención del artista.

Crédito Imágenes:
Foto 1, "Autumn Rhythm number 30" (1950), de Jackson Pollock.
Foto 2, Bisonte de la cueva de Altamira (14000 A.C.), fotografía de HTO.
Foto 3, "La Fuente" (1916 - 17), de Marcel Duchamp.
Todas las imágenes reproducidas bajo licencia Creative Commons.