domingo, 22 de noviembre de 2009

Crítica de Libros: “O`Higgins, Héroe Inmutable”, de Adolfo Márquez


“O`Higgins, Héroe Inmutable”, de Adolfo Márquez Esparza, Sin referencia editorial, 2009, 106 pp.

Por Jorge Díaz
Lic. en Historia

Este libro de Adolfo Márquez cumple cabalmente con su objetivo: ser un texto de divulgación, que entregue al gran público una figura “tridimensional” de O`Higgins, es decir, a un patriota, a un estadista, pero sobretodo a un hombre, con las zozobras, vicisitudes y claroscuros propios de un ser humano, extraordinario y trascendente, pero de carne y hueso, al fin.

Con una exposición llana, pero elegante y a menudo vívida, este trabajo introduce al lector a la vida del héroe desde su nacimiento como Bernardo Riquelme en Chillán Viejo, en condición bastarda o de “huacho”, como se sabe, pasando por las tempranas separaciones de su familia, particularmente de su madre, con quién logró un amor sincero desde muy temprano, para seguir con su educación en Chillán, Perú y Londres; su regreso a Chile, su involucramiento y ascensión en la causa independentista, su labor como jefe de estado, los problemas suscitados al final de su gobierno; el exilio en Perú, con sus constantes preocupaciones sobre Chile y finalmente la muerte, que lo encuentra anhelando volver a la patria, que él tanto contribuyó a libertar.

El texto, así mismo, contiene algunos anexos, a saber una cronología del personaje, poemas dedicados al prócer y una selección de documentos que muestran su ideario y obra.

Se omiten innecesariamente aspectos relevantes de la vida del héroe que, por cierto, son los menos amables. No se dice nada, por ejemplo, del asesinato de Manuel Rodríguez y la sombra que aún recae sobre el Director Supremo, al menos, en cuanto a no investigar el crimen. No tiene objeto omitir estos antecedentes. Por el contrario, completan la crónica sobre una biografía que es conocida y que aquí es posible profundizar. La semblanza de O`Higgins ganaría credibilidad al incorporar todos estos episodios que son ya parte de la historia.

En una cuidada edición, financiada por la I. Municipalidad de Chillán Viejo, Adolfo Márquez nos demuestra que no hay necesidad de ser aburrido, empalagoso, liviano ni mitificador para hacer divulgación histórica al público general. Esta obra merece difusión y su lectura será amena e ilustrativa para lectores “de todas las edades”.