domingo, 22 de noviembre de 2009

Crítica de Libros: “O`Higgins: Cultura y Nación. Repertorio para el Bicentenario de la República” de Alejandro Witker


“O`Higgins: Cultura y Nación. Repertorio para el Bicentenario de la República” de Alejandro Witker, Ediciones Universidad del Bío-Bío, 2006, 252 pp.

Por Jorge Díaz A.
Licenciado en Historia

En esta obra perteneciente a la serie Memorial Cultural de Ñuble, colección Grandes de Ñuble, Alejandro Witker, doctor en historia, no nos trae una investigación, sino una suerte de antología, de recuento, de selección que incluye fragmentos, testimonios, documentos, historiografía, literatura, teatro, pintura, música, esculturas, toponimia, embarcaciones, medallas, filatelia, numismática, museos, entidades, entre otros, relacionados al Liberatador General Bernardo O`Higgins.

Como se ha dicho, se trata de una selección y si bien “no está todo lo que es, es todo lo que está”, y en ésto Witker ha hecho un trabajo profundo y encomiable por la amplitud de las disciplinas y manifestaciones en que ha buscado referencias y “retratos” del prócer. Con ésto, el autor busca dos cosas: una, sintetizar la penetración que el militar y estadista ha tenido en la cultura y nación de Chile, como bien indica el título de la obra. Dos, posesionar a O`Higgins, como la figura central del bicentenario de la república, cuestión difícil ya que la tendencia nacional y mundial es a despersonalizar las conmemoraciones nacionales para centrarlas en el pueblo, en las sociedades, en los sujetos colectivos como centros y protagonistas del devenir de una nación y comunidad. Además, porque se ha verificado en el último tiempo una desmitificación del O`Higgins de “mármol” a nivel masivo, en parte gracias a la serie “Héroes” de Canal 13, cuestión que ha chocado con la imagen que proyectó a través del sistema escolar y la acción pública la dictadura militar, la cual se apoderó (o quiso) de la figura del prócer con la militarización de las efemérides, la alusión a los “valientes soldados” en el himno nacional, el auto ascenso de Pinochet como Capitán General creando el grado a propósito para igualar a O`Higgins, haciéndole un flaco favor a su figura. En efecto, el otro programa televisivo “bicentenarísta”, “Grandes Chilenos de Nuestra Historia” de Televisión Nacional, ni siquiera, votación popular mediante, consideró al padre de la patria entre los 10 favoritos del público. De este modo, el objetivo -no la obra- de Witker, aparece como anticuado y con pocas posibilidades de influir a nivel central (gobierno) o la entidad encargada de "coordinar" la celebración.

Pero, al margen de ésto, es preciso volver al libro en sí.

La selección de cada imagen, testimonio, fragmento que el texto recoge, se nos presenta adecuado y preciso. Sobretodo, considerando la gran cantidad de material disponible. Honra este esfuerzo la excelente edición, otro mérito del autor, quien, suponemos, ha supervisado cada uno de los detalles de la producción editorial del trabajo en comento. La calidad y formato del libro hacen que su fin divulgativo se logre a cabalidad. Se trata de una pieza atractiva, interesante y entretenida de leer y mirar. No se trata de una investigación pesada y acuciosa sobre el prócer; reflexiva, honda y con interpretaciones sorprendentes o novedosas. Es un libro conmemorativo, rico en referencias que invitan a una profundización en las distintas dimensiones que una figura como O`Higgins, compleja, rica, intensa y hasta contradictoria, tiene (en esto, resultan particularmente interesantes las piezas de teatros que se incluyen íntegras en el libro). Por supuesto, abundan las loas en él, aunque no llega a ser un panegírico, y menos una apología.

Tal vez esta obra de Alejandro Witker no logre posesionar la figura de O`Higgins como la central de la celebración del bicentenario de la república; tal vez como objetivo fue equivocado y hasta algo extemporáneo, pero sin duda es efectivo y convincente en invitarnos a estudiar y conocer mejor al prócer, a valorarlo en su riqueza, misión y legado, que a muchos ratos nos parece aún vigente.