domingo, 12 de abril de 2009

Juzgando a Venezuela


Por Luís Cuello.
www.otraprensa.com
Investigador asociado CIDER.

El concepto de democracia puesto en tela de juicio a partir de un referéndum. Avalancha de informaciones y de columnas de opinión, la gran mayoría de ellas comunicando el advenimiento de una dictadura, de una curiosa tiranía que entrega las decisiones fundamentales al pueblo, que podemos traducir como “la gente” para el cercenado -y consensuado- lenguaje político de nuestro país de conversos de la última hora.

No se votó la elección “perpetua” de Hugo Chávez, ni su reelección indefinida. Los más, apenas decidieron abrir la posibilidad de reelección de todos los cargos públicos, de seguir juzgando soberanamente a sus delegados. Porque no se oye, pero los contrapesos del poder radican en el soberano que puede revocar el mandato de la autoridad electa, como ya se hiciera en 2004.[1]

Se sostiene con majadería que, bajo el imperio del “régimen” en Venezuela, no existe libertad de expresión. Sin embargo, los medios privados herederos del viejo bipartidismo tienen la capacidad de imponer una cobertura de la opción contraria al gobierno en una relación de 70 a 30.[2]

Y bien, desde acá se rasgan vestiduras. Aquí, en un lugar donde la voluntad de un ciudadano de a pie no incide en nada. ¿Votó usted para reducir el mandato presidencial? ¿Su opinión pesó en la Constitución? ¿Usted aprobó el sistema electoral?

Enterémonos, la democracia es un monstruo perverso. Si el poder deja de ser un deporte de salón, algo huele mal.

La cobertura posterior al resultado del referéndum venezolano reafirma esta idea. ¡Se debilitó la democracia! exclaman por todo lo alto[3]. En distintas claves, socarronamente en los programas adolescentes del dial FM, con la sobriedad de los analistas en el ¿El? Decano.

Tesis abundan. Un académico conservador lanza en uno de los blogs de La Tercera una idea en extremo audaz e ingeniosa[4]: asistimos a la emergencia de “democracias totalitarias”, una nueva forma, según el autor, de controlar el poder político a través de “…referéndums revocatorios, soberanías indígenas, movimientos autonomistas y procesos de reelección indefinida…”

RADIO BÍO BÍO, MÁS PAPISTA QUE EL PAPA.

La filiación demócrata cristiana de Radio Cooperativa evita sorpresas, una línea coherente reforzando las mismas consignas de “autoritarismo” y sus derivaciones. Su competencia directa, Radio Bío-Bío, fue más allá con las palabras y con la noticia. Formulando la opinión editorial en los contenidos informativos y en los titulares.

-En la mañana del lunes 16 ya avisa que Chávez ganó el referéndum que le permite “perpetuarse en el poder”.

-El mismo día denuncian una realidad que ignorábamos: “Venezolanos antichavistas prevén un fuerte aumento de exiliados a Miami como consecuencia del resultado del referéndum ganado por Hugo Chávez.” ¡Existen exiliados venezolanos!!

Y para redondear, es bien conocido que algunas victorias en las urnas conducen irremediablemente a la “división”, por contundentes que sean. Así lo dijo Bío-Bío el martes 17: “Venezuela recibe dividida el amplio triunfo de Hugo Chávez en el Referéndum”

¿Se entiende?
____________

[1] Ese año, a instancias de la oposición, se celebró el Referéndum revocatorio en que el presidente Chávez obtuvo un 59% de apoyo para continuar su mandato.
[2] “El Observatorio de Medios venezolano muestra que el No tuvo una cobertura mediática del 71% frente a al 29% del Sí”, Rebelión.org
[3] http://www.cnnchile.com/internacional/2009/02/16/reacciones-tras-el-referendo-en-venezuela/. CNN Chile, como el resto de los medios, relevó sólo las reacciones de la oposición ante el resultado electoral.
[4] “Cuando la democracia crea dictaduras”, de Cristián Leyton, disponible en
http://blog.latercera.com/blog/cleyton/entry/cuando_la_democracia_crea_dictaduras.