lunes, 2 de marzo de 2009

Casinos en la Región de O’Higgins: ¿Aporte o Amenaza?


Los claroscuros de una novedosa inversión.Hagan sus apuestas…

Por Lucía Muñoz Sandoval
Educadora
Presidenta RN Rengo

Con el entusiasmo de autoridades, personajes públicos y privados, como también de vecinos de las comunas donde se encuentran emplazados estos centros de diversión, hemos visto cómo se han ido concretando los diferentes proyectos de Casinos en nuestro país, siendo la Región de O’Higgins una de las más “privilegiadas”, ya que cuenta con dos plazas de juegos desde hace algunos meses.

Al respecto, percibo que no siempre se analizan estos proyectos de intervención socio-cultural en el real impacto que éstos tienen y, por consiguiente, cómo pueden afectar la vida de sus habitantes; considerando, en el caso de la VI Región, que vivimos en una zona privilegiada en clima, ubicación geográfica, producción, riqueza cultural, etc. Lo interesante sería conocer cómo estas decisiones nos dan algunas certezas para sustentar que estos salones de juegos serán positivos para la región; es decir que prevalezca la calidad de su gente, su idiosincrasia, sus costumbres, sus sueños, etc.

A mi parecer, en esta actividad o rubro laboral y/o empresarial, como en muchos otros, las autoridades sólo visualizan y/o valoran indicadores tales como: atraer turistas desde Santiago, (en el caso del Casino Monticello) y las fuentes laborales directas e indirectas que estos centros de entretención puedan generar.

Respecto al Casino Monticello, ubicado en San Francisco de Mostazal, además de todo lo que significó la construcción de su enorme infraestructura, también hubo que considerar la ubicación “estratégica”, conocida desde el inicio de las licitaciones en las que participaron varias comunas interesadas en esta actividad. Apreciamos como se acercaban los días y no se veía como darían cumplimiento a los tiempos establecidos para su inauguración. Muchos no creíamos posible que podría ser inaugurado en el plazo estipulado. A simple vista no estaban las obras finalizadas, especialmente la infraestructura relacionada con los accesos, que conllevaba el cumplimiento de las normas de seguridad y la instalación de las señalizaciones correspondientes.

Sin embargo, ante la incredulidad de muchos, se inauguró en el plazo estipulado -8 de octubre- y tuvo en su primer fin de semana de funcionamiento más de 15.000 visitantes, lo que, por cierto, sorprendió a todos. En ese momento surgieron opiniones de destacados expertos, los que advertían la gravedad de estos hechos. Cuestionaron a las autoridades que participaron de esta “gran inauguración” y los que autorizaron en definitiva la puesta en marcha, ya que no se percibió preocupación por estas irregularidades, muy por el contrario de alguna forma -con su presencia- las avalaban. Todos estos expertos (ingenieros, constructores, etc.) sí percibían las faltas de seguridad en los accesos de este casino, lo complejo que podían ser los fines de semana largos y los riesgos objetivos que existían, agravándose aún más con el peaje que se encuentra en el costado sur, lo cual sigue siendo un tema a resolver. Así y todo, esto sigue “todavía” en etapa de terminación y se ejecutan las obras finales, a pesar que han surgido otras aristas de irregularidades sobre la legalidad de los terrenos donde se encuentra desplazado este casino y/o sus accesos.

En el caso del casino de Santa Cruz, los organizadores transgredieron los plazos otorgados por la Superintendencia de Casinos de Juego e iniciaron su actividad en forma anticipada. Así y todo, no es difícil creer que su propuesta puede haber surgido y fundamentado en la gran obra turística que existe en esa comuna -la cual es el resultado de la iniciativa de un particular- y cuyo efecto permite ver que la comuna es objetivamente un punto de encuentro y de desarrollo cultural para la zona, lo que hace que la instalación del casino se “justifique” en forma más natural a pesar que, a mi parecer, puede traer algunos problemas en otras áreas de la cultura y de las tradiciones de esta rica zona huasa colchagüina.

No conozco la realidad de los otros casinos que en los próximos dos años se instalarán a lo largo del país (alrededor de 20), pero sabiendo lo que sucede en la región, no es tan difícil darse cuenta que tenemos unos tremendos “aires de grandeza” como sociedad y que vemos con mucha simpleza los efectos que este tipo de actividad puede generar en nuestra gente. Por cierto, la concreción de estos centros son el resultado de decisiones gubernamentales y empresariales, pero tampoco hemos visto muchas opiniones de otras organizaciones no gubernamentales al respecto, siendo mínimas las de particulares que se han conocido públicamente (algunos expertos en seguridad y tránsito), lo que demuestra a mi parecer el poco análisis que hacemos de nuestra realidad socio cultural, proyectando con esto que desconocemos en definitiva lo que queremos como país y por supuesto en nuestra región, para las nuevas generaciones en el mediano y largo plazo.

Existen opiniones que aseguran que los casinos son instancias que se les otorga a la sociedad de sentir y hacer valer la libertad en su máxima expresión, pero a su vez están las de quines sentimos que esta actividad no nos aporta lo más importante.

Demás esta detallar lo que se ha dicho sobre lo que es el Casino Monticello en su sofisticada infraestructura, el que se encontraría entre los más grandes e importantes del mundo, ranking que a muchos los regocija por cierto, ya que se estaría al nivel de casinos de Mónaco o Las Vegas. Pero este indicador también nos debe obligar a reconocer que está muy lejos de ser nuestra realidad sociocultural y económica.

Sin embargo, creo fundamental que estos sofisticados, modernos e “importantes” casinos, se transformen en un real polo de desarrollo turístico y socio cultural para la zona y no sólo fuentes de codicia, ambición, prostitución, lavado de dinero, etc. Que es con lo que habitualmente se les asocia. Que prevalezca la protección del medio ambiente y mejoramiento del nivel socio cultural para la zona y no sólo sea una instancia de recreación, ya que estas actividades fácilmente se mezclan con otros factores que no ayudan necesariamente al logro de un positivo e integral desarrollo. Que se considere que nuestra gente, tal vez no este preparada para asumir esta “nueva cultura”. Que se perciba como una oportunidad de considerar esta situación como un desafío de la región, que permita reconocer y asumir las debilidades y complejidades de nuestro sistema educacional público y privado, cuyas debilidades también involucra la formación integral de las personas y, junto con ello, los valores propios de una sociedad que recién se empina a alcanzar la madurez de un país en vías de desarrollo.

Personalmente, tengo la certeza que lo que más necesita nuestra región para avanzar en su desarrollo son políticas públicas y privadas con metas claras, que permitan ha-cer intervencio-nes que produz-can mejoramien-tos reales en la calidad de vida de sus habitan-tes. Empezando por el actual sistema educa-cional que nos rige, el cual esperamos sea modificado y se logre en definiti-va la aprobación de la nueva Ley (LGE), con todos los ajustes que seguramente se incorporarán.

En el contexto regional, primero que todo se debe fortalecer la Educación Técnica Profesional, con especialidades acordes a nues-tras necesidades de producción y potencial desarrollo, tanto en el nivel de Enseñanza Media como en el nivel de Educación Superior (Institutos y Centros de Formación Técnica). A su vez, potenciar los centros de Investigación e incorporar otros, avanzando en el buen uso de los recursos que el Royalty de la minería aporta a la región.

Potenciar el turismo rural y de aventura, promover Sewell, las antiguas haciendas, iglesias, conventos, pueblos con artesanías como Pelequén, Doñihue, Chimbarongo, etc., cuyas tradiciones mantienen y pueden crear mayores fuentes de trabajo. Valorar que tenemos otras formas más positivas de recreación, como son las Termas del Flaco y de Cauquenes.

Asimismo, apoyar decididamente a los Centros de Capacitación, a las Escuelas y Talleres de Artes, a las Corporaciones y Centros Culturales, las fiestas costumbristas, etc.; sin perder de vista que la región la componen 33 comunas, lo cual debiera obligarnos a implementar un proceso serio de descentralización, el cual sea verdaderamente participativo. Si todas estas iniciativas se van desarrollando, reitero, con un adecuada planificación, debe conllevar en un mediano plazo; además del mejoramiento real de la calidad de vida de los habitantes de la región, al fortalecimiento de nuestra “Identidad”, logrando que todos nos sintamos orgullosos de ser parte de ella, no por los fastuosos y fantásticos casinos que acaban de instalarse en la región, sino que por nuestra idiosincrasia, por nuestros valores, costumbres y, por sobre todo, nuestra autenticidad como zona privilegiada en riquezas naturales, en su diversidad cultural y en la calidad de su gente.


La Visión de Sun International,
Operador del Casino Monticello


Responde George Garcelon, de Sun International
Entrevista de Pablo Vásquez

¿Cuál es la trayectoria histórica de Sun International?

Sun International es el operador de casinos y resorts líder en África. Su trayectoria y vasta experiencia en el rubro le ha permito crear proyectos únicos pensados en las necesidades de los clientes. Sun International cuenta con más de 30 años de trayectoria, tiene 20 licencias de casino y 27 resorts, y cuenta con una participación de mercado en SudÁfrica del 43%.

¿Cómo se manifiesta la presencia de Sun International en el mundo?

Las operaciones del grupo incluyen casinos, resorts, hoteles de lujo y centros de entretención familiar. Diariamente, 50 mil clientes visitan las instalaciones de Sun International alrededor del mundo. Esta empresa da empleo a más de 8.300 personas, e indirectamente ha creado otros 50 mil nuevos puestos de trabajo en la industria del turismo en África.

Para Sun International, Chile se ha transformado en nuestra primera inversión fuera de África y, por lo tanto, en nuestra plataforma para el desarrollo de futuros proyectos en el resto de la Región.

En cuanto a Monticello Grand Casino y Mundo de Entretención, Sun International cuenta con un 40% de la Sociedad San Francisco Investment S.A y Novomatic cuenta con el mismo 40%. Ambos, constituyeron la sociedad NovoSun y tienen el 80%. El 10% restante corresponde a IGGR y el otro 10% corresponde a una empresa chilena.

Los pactos de accionistas establecen los marcos en los cuales se administra la sociedad. En este caso, el desarrollo, construcción y administración del proyecto es de Sun International.

¿Cuáles son los orígenes del interés por la instalación de un Casino en la región de O'Higgins?

La primera vez que Sun International decide invertir fuera de África escoge a Chile. Esta elección obedece a un sistema regulatorio acorde a los estándares de trabajo de Sun International (legislación transparente, responsable cuyo cumplimiento esta garantizado por la SCJ), estabilidad económica de Chile y niveles de desarrollo que ha presentado el país dentro de la Región.

Particularmente se escogió la VI Región porque representa una ubicación clave para el proyecto pues permitirá convertirnos en un actor relevante en la industria de la entretención en Chile considerando su cercanía con Santiago y que Rancagua es una ciudad importante. La Sexta Región representa una oportunidad para desarrollar el atractivo turístico de la zona y contribuir al crecimiento de la naciente industria de casinos. Asimismo Sun International es una compañía que busca potenciar las comunidades de los lugares donde se instala. De esta forma vio en San Francisco de Mostazal una comuna con deseos de surgir y amplio potencial en cuanto a la capacidad de su gente.

¿Cuál es el mercado objetivo de la institución y en que zona geográfica se ubica este grupo de población?

En nuestros 3 meses de operación, hemos recibido a diferentes tipos de personas. Inicialmente, apuntamos a atraer a visitantes de Santiago y de la VI Región, principalmente de los segmentos ABC1, C2 y C3.

Con el tiempo, nos hemos dado cuenta de que nuestro público es tan diverso como nuestra oferta de entretención. Hoy en día, Monticello es visitado por fanáticos de la música nacional, gracias a la cartelera de espectáculos que presentamos semanalmente en el escenario de nuestro Bar Bravo; amantes de la buena comida, gracias a nuestra variada oferta gastronómica que va desde un Buffet Premium hasta deliciosos snacks; como también aquellos que gustan del juego y de la innovación en esta industria. En este sentido, nuestras 1.500 máquinas de azar han jugado un rol importantísimo, considerando que son cada vez más quienes nos visitan y que finalmente escogen nuestro estilo de entretención.

¿Qué nivel de asistencia ha mantenido el público regional y nacional al Casino desde su apertura?

Cada día son más las personas que nos visitan y que manifiestan su interés por las distintas atracciones con las que cuenta nuestro Casino de Juegos. En días de semana tenemos cerca de 1.000 a mil quinientas personas diarias y los fines de semana tenemos aproximadamente de 3.500 a 5.000 personas diariamente.

En nuestros 3 meses de operación, hemos llegado a un promedio de 50.000 mil visitas mensuales, lo que nos hace pensar que una vez que nuestro complejo integral esté 100% terminado, esta cifra aumentará considerablemente, llegando a ser Monticello no sólo el único casino urbano de Chile, sino que el complejo integral de entretención más completo de las regiones VI y Metropolitana.

En su Proyecto Institucional, ¿El Casino ha integrado el Concepto de Responsabilidad Social Empresarial? ¿De qué manera se desarrolla este concepto en las actividades de la entidad?

Absolutamente. Como empresa, estamos muy preocupados de la comunidad en la que estamos insertos. Además de los procesos de capacitación, generación de empleo y oportunidades laborales para la gente de la región, el proyecto integral Monticello Grand Casino y Mundo de Entretención permitirá el desarrollo regional, turístico, gastronómico, cultural y artístico. Habrá mayor oferta de entretención y el municipio tendrá mayores ingresos que, tal como lo estipula la Ley de Casino 19.995, deberán ser destinados al financiamiento de obras de desarrollo.

Además, como buen vecino corporativo, siempre vamos a apoyar el hecho de que las organizaciones se unan en pro del desarrollo local y regional.

¿El Casino ha vislumbrado la posibilidad de crear un evento artístico, espectáculo o celebración que le permita posicionarse a nivel nacional e internacional? ¿Qué tipo de evento ejecutaría? ¿Quiénes participarían en él?

A través de nuestro Bravo Bar, estamos constantemente presentando espectáculos nacionales de primer nivel. Este escenario ha contado con la presencia de destacados artistas de la escena musical chilena como Lucybell, Javiera Parra y los Imposibles, Nicole y Angel Parra Trío, entre muchos otros artistas y bandas chilenas emergentes. Bravo Bar, promete ser el escenario más importante para la escena artística chilena y donde además habrá un lugar reservado para recordar a aquéllos que han hecho historia, a través de emocionantes tributos a los grandes del rock.

Además, estamos evaluando traer un artista de renombre para nuestra inauguración una vez que tengamos el proyecto integral funcionando en un 100%, para luego continuar con un calendario de artistas permanente que vengan a Monticello.

¿Cuántos puestos de trabajo mantiene actualmente la institución? ¿La fuerza laboral es estable o se proyectan futuros cambios?

A la fecha, ya se han generado 1.700 nuevos puestos de trabajo y cuando el proyecto esté operando en un 100% se generarán cerca de 2.100 empleos directos, y -en su mayoría- hemos privilegiado la contratación de mano de obra local.

¿A que comunas pertenecen distributiva-mente los trabajadores del Casino?

Del 100% de nuestros contratados en el piso de juegos, el 95% pertenece a la Región de O’Higgins.

¿Qué requisitos deben poseer aquellas personas que aspiren a laborar en la institución?

Realizamos un proceso de selección que duró varios meses. Éste comenzaba con el envío del CV. Para esto, Monticello trabajó con 3 empresas de contratación masiva quienes buscaban por áreas para hacer una primera selección. El segundo paso consistía en una entrevista personal. Quienes pasaban esta etapa, eran convocados a otra entrevista personal, esta vez con ejecutivos de Sun International.

Los requisitos que Monticello imponía para postular eran: habilidad de aprendizaje (especialmente de matemáticas), destrezas manuales, disponibilidad para trabajar en turnos, buena presencia, cuarto medio cumplido y, sobre todo, una especial orientación de servicio al cliente.

Por el momento, los procesos de selección se encuentran cerrados, sin embargo, anunciaremos debidamente cuando se abran nuevas vacantes.

¿Hay alguna institución educacional en la región con la cual exista algún convenio o acuerdo para proveer al Casino del personal administrativo necesario?

Hemos capacitado a nuestra propia gente. Durante el segundo trimestre de 2008, Monticello levantó un casino ficticio para capacitar a estas personas, ya que por ejemplo, para croupier no hay mercado en Chile. Era imposible ir a buscar la cantidad de gente necesaria a la competencia. Este casino necesitaba contratar más que todos los que están empleados en estos cargos hoy en el país.

Es así como durante los 4 meses previos a la apertura, aplicamos un programa de reclutamien-to y capacitación único en Chile (Centro de Capacitación Monticello). Las capacitaciones dura-ron entre 30 y 90 días, dependiendo del cargo al que se postulaba. Durante este proceso, los postulantes compartieron con un selecto grupo de Sun International de Sudáfrica, quienes traspasa-ron sus años de experiencia en excelencia y calidad de servicio. Nuestros trabajadores se capacitaron como: inspectores de mesas, pit bosses, croupiers y cajeros, entre otros.
Monticello Grand Casino abrió una carrera laboral hasta el momento inexplorada en Chile. La oportunidad que estamos entregando, sobre todo a la gente de la región, es única. Cada uno de nuestros trabajadores está haciendo sus máximos esfuerzos para alcanzar los niveles de excelencia que desde siempre han caracterizado a Sun International y podemos asegurar que Chile no será la excepción.

¿Qué potencialidades ha identificado usted en la Región de O'Higgins, distintas de la agricultura y la minería?

Creemos que la VI Región tiene mucho potencial y es eso lo que Monticello aspira a explotar. Buscamos tener un impacto positivo en el desarrollo de esta región, generando miles de empleos directos e indirectos, aportando al desarrollo del turismo, infraestructura y el comercio de la Región de O’Higgins. Monticello será el motor de despegue de la región posicionándolo como el nuevo destino de entretención del país.

Además de los 2.100 nuevos empleos directos y 10.000 indirectos, que se pretenden crear, cada comuna cuenta con atractivos turísticos que permitirán crear circuitos que potencien los lugares.

¿Cuáles cree usted que serían las consecuencias para el Casino Monticello de la llegada de una nueva crisis económica al país y a la región de O'Higgins?

La crisis económica afectará al país y a la industria, por lo que nosotros debemos preocu-parnos por seguir manteniendo a nuestros clientes fidelizados.

Hemos estado trabajando en una nueva estrategia de marketing que incluye desde pequeñas acciones hasta planes a gran escala. Entre otras cosas, hemos lanzado al mercado un servicio único en la industria de los casinos de juego. Desde el 19 de diciembre, hemos puesto a disposición de nuestros clientes, buses que salen desde el Boulevard de Parque Arauco hacia Monticello. Este servicio, en conjunto con la empresa Turistik, hará más económico, fácil y cómodo el traslado al casino. Como incentivo de lanzamiento, estamos implantando una campaña que consiste en que el primer bus en completarse cada día (39 asientos), no tendrá costo para los clientes. Sólo deberán cancelar la entrada al casino, correspondiente a $2.600 (impuesto exclusivo beneficio fiscal).

Comprendemos que los tiempos están complicados y que el público está buscando sacar el máximo provecho posible a su dinero, es por eso que hemos hecho un esfuerzo importante para ampliar la oferta gastronómica. Reciente-mente inauguramos el restaurant El Capataz, un buffet Premium único en su categoría, donde nuestros clientes encontrarán comidas frescas y a la medida de cada uno.

Además, tenemos un importante énfasis puesto en la entretención integral de nuestros clientes, y en hacer de Monticello el primer casino urbano de Chile.

¿Qué otras inversiones ha planificado Sun International para ejecutar en Chile y América Latina, en los próximos 10 años?

Por el momento, tenemos todos nuestros esfuerzos puestos en llevar adelante de la mejor manera a Monticello. Sin embargo, esto no quita que el día de mañana decidamos invertir más recursos en otro lugar de Chile.

Sun International está invirtiendo en Chile y usándolo como base para el desarrollo y expansión en Latinoamérica.