viernes, 26 de septiembre de 2008

Nunca Podrán Cerrarle los Ojos


Por José López Romero
http://tantorra.blogspot.com/

Ilustración de Alex Castro

Don Ernesto encendió un cigarro y se recostó blandamente sobre el sillón de hamaca. Aspiró profundamente una bocanada de su tabaco y entornó los párpados para pensar, algo que solía hacer últimamente con frecuencia que no era casual. Elevó su memoria muy lejos, tantos años atrás, tironeando aquellas viejas historias que le parecían exageradas o increíbles a fuerza de recordarlas.
Siga leyendo este artículo en su versión corregida publicada en el primer número impreso de Observatorio Regional (noviembre de 2008) Aquí.

No hay comentarios: