viernes, 26 de septiembre de 2008

La Travesía de las (ex) Casas Enanas: Buscando la Dignidad de la Casa Propia

Por Jorge Díaz Arroyo
Profesor de Historia y Geografía

Hoy estamos de fiesta,
tenemos nueva casa
y hay que inaugurarla
como Dios manda.

Al arrancar los primeros versos de la canción de El Temucano, “La Casa Nueva”, es posible que un escalofrío recorriera la espalda de las más de cien familias que esa mañana de julio de 2008 se encontraban recibiendo las llaves de su vivienda en la localidad de Malloa (Región de O’Higgins). Tal vez, incluso, un ser sensible como Tito Fernández, el cantautor del célebre tema, acostumbrado a repetir en innumerables ocasiones la que tal vez sea su canción más clásica, se emocionara al presenciar la entrega de las 124 casas de la Villa el Bosque aquella mañana de invierno, donde se le había invitado a participar, que duda cabe, para que entre algunos de sus éxitos, interpretara la emblemática canción.

Siga leyendo este artículo en su versión corregida publicada en el primer número impreso de Observatorio Regional (noviembre de 2008) Aquí.


HISTORIA DE UNA DENUNCIA

Fue cuando asumió su cargo, que la Alcaldesa de Malloa, Edelmira Silva (UDI) comenzó a escuchar los problemas respecto a las casas (El proceso de construcción había comenzado en el periodo anterior de Luís Barra, PPD). Se sabía que eran de 10 a 12 metros cuadrados, pues había que dejar dinero para urbanizar, poner electricidad, etc. Ella, sin embargo, no quería ir a visitarlas en terreno, pero mandó a funcionarios, quienes tomaron fotografías. Cuando la alcaldesa vió las imágenes comienzó, según dice “a cundir su desesperación”. Pidió ayuda a la fundación La Dehesa, no obstante esta no pudo brindarla pues había iniciado una política en que toda su ayuda pasaba por la compra de terrenos. Por entonces visitó a la alcaldesa en Malloa el Alcalde de La Granja, Claudio Arriagada, y con la idea de recoger impresiones e ideas de solución, lo invitó a conocer las casas. En un principio el alcalde incrédulo se puso a reír exclamando que “esto no podía ser”. La alcaldesa -cuenta- lo reprendió con angustia. Entonces el edil decidió llamar a Televisión Nacional, quienes se comprometen a hacer una visita en cierta fecha.

En el intentando, la alcaldesa asistió a una reunión de su partido, la UDI, donde comenzó a narrar lo ocurrido con las casas ante quien se le cruzara. "Todos oyen, pero sin mayor solución que aportar". Es una prima del periodista Iván Valenzuela, que por entonces conduce el programa En Boca de Todos en Canal 13, quien le hace el contacto para cubrir el hecho. La Alcaldesa, tras esto, envió un mail al canal con la información y las fotos y ahí, según cuenta “quedó la escoba” llegando todos los medios de comunicación, los que se “autoconvocaron”.

Antes, relata, solicitó audiencia con el Intendente de la región y el Seremi de Vivienda, pero no recibió respuesta.

En eso llegó el canal nacional en visita exploratoria, dos días antes que todo saliera a la luz por Canal 13. “El periodista de TVN quedó muy impresionado con las casas”, cuenta la edil. No obstante, “al trabajar para un canal de gobierno”, reflexiona, el joven periodista “tenía muchas dudas en dar la información”. El profesional advierte (como para no decir que no resultaba viable politica-editorialmente dar la información por el canal liderado entonces por el actual vocero de gobierno) que el camión satelital era muy caro de traer. La Alcaldesa insiste en la importancia de “su” noticia. El día acordado, a las 5 de la mañana (el contacto se haría en el primer informe noticiosos del día) el periodista de TVN llama señalandole “me ordenaron que me retire” y se tuvo que ir. La alcaldesa le responde “gracias, no importa... está Canal 13”.

Fue en definitiva el canal católico el que dió la noticia y luego, llegan todos los otros medios, de prensa escrita y televisión, incluido TVN “por una cuestión de reacción a la competencia”.

“Lo hice por mi gente, pero fue un debate nacional, en la ministerial y en la Seremi de Vivienda estaba todo el mundo loco, porque nadie pensó que haríamos esa denuncia y en todo Chile supieron que iban a hacer esas casas. Y en Rengo, más aún, habían de 9mt2. Entonces, mira, No es que me llene de orgullo, pero si me llena de satisfacción... porque en esos 12 mt2 no puede vivir nadie, nadie, por que, es cocina y baño no más, si no es más. Doy gracias a Dios que lo hice, y no me arrepiento” Concluye la Alcaldesa.

No hay comentarios: