viernes, 21 de marzo de 2008

Editorial Nº2 marzo 2008: Educación, sí no es ahora, ¿CUÁNDO?


Ha llegado marzo y con ello las clases, ya sea las de los escolares de básica y media, como también de los estudiantes de educación superior. Esto al tiempo que el debate nacional (siempre sujeto a temas de moda o pasajeros) se concentra nuevamente en la calidad de la enseñanza y gestión, principalmente a raíz del caso subvenciones.

En este contexto es importante plantear una reflexión sobre el tema educacional, que en nuestra región, como en todas, es la llave para la superación y promoción social de cientos de miles de familias chilenas pobres y medias, así como es clave en el desarrollo intelectual, artístico, técnico, económico, e incluso moral, de cualquier región.

La educación no es un lujo (aunque a veces lo parezca) sino un derecho humano, que parte de la base de que (todos) somos seres con razón y emoción y con un potencial y necesidades que merecen ser desarrolladas y satisfechas, respectivamente. Esa es una premisa e imperativo esencial que no hay que perder en cuenta cuanto de abordar el tema se trata.

Ahora, la educación, como proceso complejo, requiere una gestión e iniciativas, ya sea del estado, particulares, como también familiares e individuales. Hay que orquestar, definir, diseñar, ejecutar y fiscalizar tal empresa, y es eso precisamente lo que está en discusión en sus distintas aristas en estos momentos en el congreso, ejecutivo, centros de estudios, académicos y grupos de interés y poder. la pregunta que cabe realizar es ¿Está esta discusión también en la mesa de las casas que aprovechan o padecen las decisiones que se tomen respecto al sistema educativo nacional? ¿Está en los colegios? ¿Está en las conversaciones de los profesores? ¿tienen tiempo (o ganas) para discutir aquello?

El tema, por supuesto no es menor, y la falta de claridad y diálogo al respecto solo generará ignorancia (precisamente lo que la educación desea combatir) e indefensión si frente a dialogar, discutir, proponer y exigir sobre el tema se trata.

En nuestra segunda edición hemos querido centrarnos fuertemente en la educación (a fuerza de marzo, como ya dijimos) poniendo sobre la mesa algunos aspectos relevantes, como la revisión de todo el conflicto y las medidas que ha generado, en una apretada síntesis, alguna vez publicada en otro medio, pero actualizada hasta el presente. Además hemos querido abrir una discusión (y una reflexión también) sobre la presencia de una universidad regional en O'Higgins, tras el fracaso y venta de la Universidad de Rancagua. Estamos convencidos que un centro de estudios completo y complejo no solo generaría la impartición de docencia que de alguna manera suplen las sedes de otras casas universitarias que se encuentran en nuestra región, sino sería un motor e influyo y proyección importante de innovación, cultura y respuestas de desarrollo regional para un gran porcentaje de la comunidad.

Hay que apropiarnos de los temas, si queremos, como decimos, ejercer ciudadanía. Dada la coyuntura y el interés en nuestro progreso que este tema implica, sí no es ahora ¿cuándo?.

No hay comentarios: